Fiesta de Cristo Rey

Fiesta de Cristo Rey

Introducción.- Este domingo celebramos la fiesta de Jesucristo Rey del Universo. Esta fiesta fue instituid a por Su Santidad Pío XI en el año de 1925 y nos recuerda la obligación que tenemos los cristianos de rendirle tributo a nuestro Señor.

Contexto Bíblico.- En la Biblia se nos presenta en el Antiguo Testamento la espera de un pueblo que anhela a su salvador. Los profetas hablan de un Mesías que traerá la paz a Jerusalén, y que la librará de todos sus enemigos. Esto motivo que en el Tiempo de nuestro Señor, lo judíos esperaran un Mesías que fuera ante todo un líder político y militar. Por ello, constantemente lo querían proclamar como su rey, a lo que Nuestro Señor se negó repetidas veces, sin que rechazara el titulo real. Siempre dejo bien claro que su reino no es de este mundo, pero dejo claro también, que el es rey, pues ante Pilatos, dejo en claro su condición real, “tu lo has dicho” fueron sus palabras ante la pregunta realizada por el procurador romano.

Contexto Histórico.- Fue en los principios del siglo XIX, cuando en diversas partes del mundo se perseguía el nombre de Dios y había que hacer algo concreto y contundente.

La Iglesia es así, cuando mas presionado estuvo el Papa, fue cuando respondieron con el dogma de la infalibilidad pontificia, y precisamente, cuando mas peligraban los derechos de Nuestro Señor en el mundo, es cuando en diversas partes de la tierra se dan manifestaciones espontáneas de adhesión al reinado de este pacifico Señor. En México por ejemplo, en 1914, El clero nacional, consagro en el mes de enero a todo México al Sagrado Corazón, otorgándole su corona, cetro y demás signos de la realeza, lo que valió la expulsión de varios señores obispos, entre ellos nuestro obispo de Cuernavaca en aquel entonces, Mons. Fulcheri y Pietra Santa.

Derivado de esa consagración, se comenzó a construir en el municipio de Silao Guanajuato (centro Geográfico del País) un templo expiatorio dedicado a Cristo Rey del Universo, el cual fue derribado en varias ocasiones, con la consiguiente “ventaja” de que el siguiente monumento que se construía, se hacía de mayores dimensiones, hasta llegar al actual templo expiatorio nacional.

Mas adelante en nuestro país se recrudecería la persecución a la Iglesia, la peor que hasta ese momento había sufrido, según palabras del secretario de estado de ese tiempo, el Card. Pietro Gasparri. Su Santidad Pio XI fue siempre un gran amigo de los mexicanos, y estuvo atento a los padecimientos de la Iglesia en México, dedicándonos varios documentos, entre los que destacan Iniquis Aflictisque y Acerba Anima

Finalidad: Llamarnos la atencion sobre cuanto realmente Cristo es nuestro Rey y Señor. Que tanto el gobierna nuestra vida. La enciclica buscaba el reinado de Cristo en las almas, pero tambien el reinado social de Jesucristo. Cristo tiene todo el poder en e cielo y en la tierra, el debe regir los destinos de las naciones, eso seria lo mejor para nuestra sociedad. desgraciadamente no reina y por eso esta nuestra nacion como esta.

Que hacer: Esforzarnos en hacer reinar a Cristo en nuestros corazones, en nuestras vidas. Viva Cristo Rey, en mi Corazón, en mi casa y en mi Patria, decian nuestros antepasados. Esforzarnos en que se extienda el reinado social de Cristo, previo a su reinado en nuestros corazones.

Viva Cristo Rey!